Mostrando todos los resultados 2

Estanterías de plastico – livianas y resistentes

Una estantería de calidad necesita ser duradera y soportar los rigores del ambiente de trabajo. Estar organizado con la ayuda de estas estanterías, te permitirá hacer tu trabajo más rápido y encontrar siempre a la mano lo que necesitas.

Las estanterías de plástico son espacios rectangulares que tienen soportes verticales en sus cuatro esquinas que también sirven como patas de apoyo. Una repisa sólida se fija a los soportes verticales para colocar cualquier cosa. A pesar de estar hechas de plástico, este tipo de estanterías son muy resistentes hoy en día, aunque claro nunca serán tan robustas como una de metal.

Las estanterías de plástico, son económicas, resistentes y pueden cubrir casi todas tus necesidades. Ayudándote a evitar que cualquier habitación de tu hogar o lugar de trabajo se convierta en un basurero por el desorden. Estas estanterías de plástico te pueden ayudar a organizar mejor todas tus cosas, ya sea que estés buscando funcionalidad, estilo o ambas para tus nuevas estanterías.

Tipos de estanterías – porque no todas las estanterías fueron creadas iguales

Diferentes tipos de estanterías funcionan mejor para ciertas áreas de tu hogar. Por ejemplo, las estanterías de plástico son muy buenas para organizar libros y para exhibir ciertos objetos, pero no son muy buenas para almacenar maquinaria grande u objetos pesados.

Aseguradas a un travesaño: Existen estanterías flotantes que deben ser aseguradas a una pared.

Aseguradas por abrazaderas: Algunos tipos de estanterías, como las bibliotecas, deben estar aseguradas a un travesaño a través de una abrazadera que a su vez está conectada a la estantería en sí.

Independientes: Si tu estantería es independiente (como lo son la mayoría de las estanterías de plástico), asegúrate que esta nivelada al piso. No querrás una estantería que se tambalea debido a que una de las patas de apoyo no está fija en el piso.