Cacerolas, el utensilio de cocina definitivo

No importa lo bueno que seas en la cocina, no llegaras lejos en el mundo culinario sin una buena cacerola. Es una de esas inversiones fundamentales que la gente hace cuando se muda de casa de sus padres, se casa, se muda a una vivienda propia, se divorcia, compra una cacerola realmente costosa para animarse, la compra aprovechando una rebaja de año nuevo, etc.
Hay muchas razones por las cuales puede que compres una cacerola pero como es una compra esporádica, seguramente querrás obtener sólo lo mejor. ¿Recuerdas la insistencia de tus padres cuando fuiste a la universidad o te mudaste de tu hogar de la infancia de que compraras una buena cacerola? y terminaste comprando la más barata y no duró ni hasta el final de ese año.
No quieres una cacerola así, quieres una cómo algunos de los modelos que tenemos para ti, aquí en Zanvic. ¿Pero que debes buscar en una cacerola?

¿Que características debe tener una buena cacerola?

Su material. La mayoría de las cacerolas modernas usan una combinación de aluminio y acero inoxidable. El acero inoxidable es duradero y requiere poco mantenimiento, mientras que el aluminio (usualmente un disco encapsulado en la base de la cacerola) es ligero y hace que el calor circule rápidamente en toda la cacerola de manera uniforme.
Una superficie antiadherente. Estas superficies son muy fáciles de limpiar y más resistentes que en el pasado, pero se van deteriorando con el tiempo. Las cacerolas de cerámica son una alternativa que no contiene los químicos que se pueden encontrar en las superficies antiadherentes tradicionales hechas de teflón.
El estilo del mago de la cacerola. Básicamente, dependerá de los platillos que prefieras cocinar. Si te gusta la comida al horno necesitarás un mango de metal. Si no, un mango de plástico debería ser suficiente. En la actualidad, las tendencias favorecen a los mangos metálicos.

Mostrando 1–15 de 17 resultados