Mostrando todos los resultados 8

¿Qué es un salvamanteles y por qué es importante tenerlo en casa?

Un salvamanteles es una pieza diseñada para cuidar el mantel de tu mesa.  Los hay de diferentes colores, materiales, formas y tamaños. ¿Te imaginas que pasaría con ese bonito mantel blanco si le pusieras encima una olla caliente sin darte cuenta? La idea del salvamantel es justamente esa: proteger el mantel y la mesa, y por eso es tan importante que tengas en tu casa este fabuloso invento.

Existen algunos diseñados para aguantar grandes temperaturas de calor, mientras que otros son solo para proteger el mantel de la suciedad y decorar tu mesa con un toque chic.

¿De qué material y tamaño debo comprar mi salvamanteles?

En Zanvic te ofrecemos un sinfín de modelos de salvamanteles individuales. Elige el que más te guste dependiendo del tamaño más indicado para su uso. Decidir el material también es importante, porque unos aguantarán más el calor y otros menos o nada en absoluto. Los principales modelos son:

  • De papel: aunque no son reciclables y no aguantan el calor, son ideales si tu hijo está en la etapa de cómo aprender a comer, ya que ensuciará bastante. Solo lo tendrás que recoger y a la basura.
  • Air Laid: son de tejido, y le darán un aspecto diferente a tu mesa. Resistentes al calor, no se les adhiere con facilidad la suciedad. Existe una gran variedad de formas y tamaños.
  • De plástico: Tienen muchísimas alternativas en colores y patrones. Por lo general son rectangulares, y su ventaja es que son fáciles de limpiar.
  • De tela: tradicionales y más comunes, los puedes reutilizar varias veces, colocarlos en capas de varios colores e incluso de varios diseños. Algunos resisten mejor al calor que otros, por lo que debes fijarte si los que compres son de una tela apta para ello.
  • De bambú: no resisten al calor, pero son muy decorativos y fáciles de limpiar.
  • De madera: indicados para soportar las altas temperaturas de una olla caliente. Escoge uno de tamaño medio para que se ajuste a todas tus ollas con gran facilidad.
  • De metal: parecen unas rejillas pequeñas y su función principal es proteger las mesas del calor de las ollas y otros recipientes.