Zapateros: organiza de manera elegante tu colección de zapatos

Cuando se trata de despejar y organizar hogar, una zapatera puede ser uno de tus mejores aliados. A diferencia del resto de tu guardarropa, los zapatos no pueden ser apilados o almacenados con facilidad, y pueden ser grandes y macizos, o delicados y finos.
La buena noticia es que un organizador para zapatos no tiene porque ser feo, existen muchas soluciones elegantes y económicas en la forma de zapateros que se adaptan a todos los espacios y estilos. Sigue leyendo para que descubras las soluciones más bonitas y prácticas para satisfacer todas tus necesidades de almacenamiento de calzado.

Reduce el espacio que ocupan tus zapatos en tu armario

Un buen zapatero es uno de los primeros pasos para ganarle la batalla al desorden del calzado. La mayoría de los organizadores para zapatos son bastante económicos, y hay múltiples estilos que se adaptan a casi todas las necesidades y tamaños de armario. Pero antes de comprar uno debes decidir donde ubicarlo.
El mejor zapatero para tus necesidades dependerá del espacio que tengas (o no tengas) disponible. Los tres tipos más comunes de zapateros son:
• Colgante: Sirven como una solución de almacenamiento vertical, este tipo de zapatero puede ser guindado en el tubo de tu ropero y tiene compartimientos individuales para sostener cada par de zapatos.
• Para la puerta: Este tipo de zapatero está diseñado para colgarse sobre una puerta tradicional (no funciona en puertas corredizas o plegables). Esta clase de organizador es la mejor forma de aprovechar el espacio en un hogar pequeño donde apenas caben tú y tu guardarropa.
• Apilable: Cuando tienes espacio dentro de tu armario, los zapateros apilables son la mejor opción para almacenar una amplia variedad de zapatos de todas las tallas y estilos (incluyendo botas).
Empieza a revisar nuestra amplia selección de Zapateros para que pongas orden en tu armario de una vez por todas.

Mostrando todos los resultados (2)