Mostrando todos los resultados 12

Macetas para orquídeas

Este tipo de plantas necesita un recipiente contenedor que realce su belleza y que además le proporcione la humedad ambiental que esta especie necesite para mantenerse en óptimo estado.

Son diferentes los tipos de orquídeas que existen. Una de las más comunes son las epifitas, que crecen sobre las ramas de los árboles en su estado natural, donde sus raíces quedan al aire para aprovechar la humedad.

Por su parte, las orquídeas terrestres crecen enraizadas en la tierra, y las orquídeas litófitas crecen entre las piedras o encima de éstas. Por tratarse de diferentes tipos, cada una tendrá sus propias necesidades y en esto desempeñan un papel fundamental las macetas para orquídeas.

Los tiestos para orquídeas son perfectos porque permiten disfrutar de los colores que tienen, y por eso constituyen un elemento decorativo maravilloso. Además protegerán a estas plantas y las mantendrán en un perfecto estado.

Las orquídeas en maceta pueden crecer hermosas y saludables siempre que se planten en opciones apropiadas, preferiblemente de superficie lisa. Son plantas muy sensibles, y por ello en Zanvic te ofrecemos una gran variedad de modelos que aseguren su protección, fabricados en plástico, barro, madera o cerámica.

Encontrarás también macetas transparentes, una opción muy original con la que podrás ver toda la planta.

A la hora de elegir la macetas para orquídea idónea, lo importante es que sean especiales para este tipo de planta. Así, deberán presentar una mayor cantidad de cortes laterales para un mejor drenaje y para permitir que llegue aire a las raíces de las orquídeas.

Un truco para saber cómo esta tu planta es el siguiente: si observas que las raíces están blanquecinas, la flor necesita ser regada. Si por el contrario, están verdes, significa que está bien hidratada y no necesita más agua.