Portamacetas: mima a tus plantas con estilo

Un portamacetas no solo es útil para que tus flores o plantas queden bonitas en los rincones de tu hogar. Tiene otro objetivo esencial: darles protección. Al estar suspendidas en altura, no recibirán golpes. A la hora de elegir un portamacetas, debes decirte por uno proporcional a la maceta y a la planta: la maceta no debe sobresalir ni quedar muy ajustada o suelta dentro, mientras que la planta sí debe tener espacio exterior suficiente para poder respirar.

Existe una gran variedad de colores, materiales y formas de portamacetas que podrás encontrar en esta tienda online. Puedes escoger un portamacetas de hierro para el exterior, un portamacetas de madera para el interior de tu hogar… las alternativas son infinitas.

¿Qué estilos de portamacetas existen?

No es lo mismo colocarlo en una oficina, que en el patio de tu casa, por lo que traemos una serie de consejos que te ayudarán a escoger el portamacetas que más se ajuste al estilo del ambiente donde lo quieres colocar:

  • Portamacetas de hierro: recomendable para el exterior. Su estilo es rústico y lo puedes personalizar con colores y adornos.
  • Portamacetas de madera: evoca a la naturaleza y puedes combinarlo con bambú o pintarlo con colores claro, para crear un estilo escandinavo o navy.
  • Portamacetas de hierro forjado y adornado con telas: ideal para un ambiente bohemio.
  • Portamacetas de tela estampada o tejidos: te darán un toque rural y cálido.
  • Portamacetas de acero: te sugerimos este tipo si quieres un ambiente moderno y funcional. Puedes colocarlo en la oficina o en sitios con aire industrial.

Mostrando el único resultado