Mostrando todos los resultados 11

Camas para mascotas: mímalas durante su descanso y protégelas del frío

Nuestros amigos peludos de cuatro patas pasan en promedio 10 horas al día durmiendo, y se calcula que 3 o 4 horas más descansando, así que si hacemos la suma, son 14 horas tumbados en el suelo. Una excelente forma de cuidar su descanso y su salud muscular y ósea es comprando las mejores camas para perros que existen en el mercado, pero ¿dónde adquirirlas? La respuesta es sencilla: aquí mismo. En la tienda online de Zanvic encontrarás camas para perros con precios sumamente accesibles.

¿Qué tipos de camas para mascotas existen?

En nuestro catálogo encontrarás una gran variedad de camas para perros originales, de distintas formas, tamaños, colores e incluso materiales, solo es cuestión de que elijas la que más te guste, vaya con tu estilo de decoración y el tamaño de tu amigo peludo.

Aquí te contamos los tipos más comunes:

  • Cunas: ¡sí, cunas! traen unos bordes acolchados para proteger a tu can del frío y mantenerlo calentito. La ventaja es que hay mil tamaños, formas y colores e incluso traen una funda que puedes lavar a máquina.
  • Mantas y alfombras: especialmente diseñadas para ajustarse a los cambios climáticos y que tu mascota esté siempre cómoda en el suelo. Por lo general traen un acolchado delgado y son super prácticas.
  • Iglús o cuevas: perfectas para los perros pequeñitos o los gatos. Están pensadas para el invierno o climas muy fríos. Existe una gran cantidad de tamaños, colores y formas, pero antes de comprarla, debes asegurarte de que tu mascota no sea claustrofóbica o muy inquieto al dormir.
  • Tipo colchón: ¿tienes una mascota grande? Ellos también merecen dormir cómodos, por lo que estos son los indicados. Son grandes, por lo general rectangulares, super acolchados para proteger su cadera y con una funda desmontable para lavar a máquina cada vez que sea necesario.
  • De plástico, metal o madera: pensada para aquellos animalitos que les encanta morder todo. Son muy resistentes y sólo necesitas colocarle alguna almohada o almohadón para acolcharlo y ¡listo!