Filter
Ordenar por:

 

Jardineras exterior 

Si estás pensando en decorar tu hogar, oficina o cualquier otro espacio al que quieras dotar de estilo y darle tu toque personal, seguro que uno de los principales elementos que se te pasa por la cabeza son las plantas. Por ello, las macetas y jardineras no deben nunca fallar en tu catálogo de decoración.

Si además tienes la suerte de contar con un espacio abierto y sentir un trocito de la naturaleza cerca de ti, las macetas y jardineras de exterior serán tu mejor baza para crear un entorno especial. Podrás disfrutar de sus colores, sus flores y respirar la tranquilidad y armonía que darán a tu jardín, terraza o balcón.

Y es que para muchos de nosotros-entre los que seguro también te encuentras tú-, uno de los mayores placeres de la vida se centra en la contemplación, en el hecho de poder disfrutar cada día de un rato de paz y tranquilidad que nos permita respirar con calma.

Para ello, es fundamental que elijas bien las macetas y jardineras que le darán ese toque personal a tus espacios de escape. Y no solo por estética, si no para acertar a la hora de cuidar tus plantas como solo ellas lo merecen.

Las opciones son amplias y variadas. Puedes decidirte por macetas altas de exterior -una alternativa que dará un aspecto de elegancia y hará que tus plantas se vean estupendas- o jardineras grandes para que el balcón de tu habitación o la terraza de tu salón resplandezcan.

Estos son solo dos ejemplos. Sigue leyendo este especial sobre macetas y jardineras de exterior que hemos preparado y te sorprenderá el mundo de opciones que se abre ante tus ojos. Solo tienes que seguir estos tips y te garantizamos que acertarás en tu elección.

Jardinera grande exterior o maceta rectangular grande: ¿cuál es el mejor opción?

Antes de tomar una decisión y empezar a comprar macetas y jardineras de exterior, es importante que seas consciente de la diferencia que existe entre ambas opciones. Ambos son modelos especialmente diseñados para estar a la intemperie y soportar temperaturas extremas, sol o lluvia. Cuidan además tus plantas y las mantienen sanas para que sigan creciendo a sus anchas.

Pero, a pesar de las coincidencias entre macetas y jardineras, entre ellas existen diferencias. ¿Sabes cuáles son? Toma nota:

Las macetas son recipientes que suelen incluir un agujero en su parte inferior y sirven para el cultivo de plantas. Es decir, como tienen drenaje su parte inferior, podrás plantar directamente en ellas.

Normalmente, se suele utilizar una maceta para una sola planta, pero esto puede variar según el modelo que elijas. Por ejemplo, si optas por una maceta grande rectangular, podrás incluir varias plantas. Pero ojo, si quieres juntar dos o más especies diferentes, estudia antes si pueden convivir entre ellas.

Por su parte, los maceteros son los soportes para colocar las macetas. Por lo tanto, su función es únicamente decorativa. Pero como todo, también es importante conocer los diferentes tipos para saber las posibilidades que cada uno de ellos te brinda.

Por ejemplo, un macetero alto exterior está indicado a macetas largas y con mucha profundidad, y por lo tanto es la elección adecuada para un determinado estilo de planta.

Las jardineras, por su parte, sirven para poner plantas, directamente en la tierra o en macetas. Por sus dimensiones, suelen utilizarse de un forma fija. Es decir, es recomendable que tengan una ubicación permanente después de su instalación, ya que suelen ser más grandes y pesadas.

Otra de las características que definen a una jardinera exterior grande es que ofrece a las plantas una mayor profundidad que las macetas, y además, les permite crecer también hacia los lados. Además, es mucho más fácil plantar varias especies a la vez.

Dicho esto, también existen varios tipos de jardineras, tanto por su diseño o tamaño como por sus materiales. Las jardineras de plástico rectangular baratas son la opción más económica y una de las más utilizadas para balcones o espacios exteriores reducidos, pero si buscas un toque más elegante, tu mejor opción será una jardinera rectangular alta. Son las más vistas en jardines y terrazas. 

Una vez que ya sabes cuál es la diferencia entre todas las alternativas existentes para cuidar tu plantas, la pregunta es: jardinera grande exterior o maceta rectangular grande: ¿cuál es el mejor opción?

Y la respuesta, sencilla: depende del uso que le quieras dar. Si no precisas de una gran profundidad y se trata de plantas pequeñas, la maceta rectangular grande responderá a todas tus necesidades.

Si, por el contrario, buscas una alternativa que permita a tu planta crecer hacia los lados o requieres de una altura y volumen determinados, una jardinera grande exterior será todo un acierto.

Jardineras de plástico grandes: las reinas de los jardines

Si te encuentras entre los afortunados o afortunadas que cuentan con un espacio exterior amplio, felicidades. Tus alternativas a la hora de cuidar tus plantas y decorar tu particular hábitat son mayores. Y es que cuanto más espacio, más alternativas. Y, en el caso de las macetas y jardineras, las opciones crecen exponencialmente.

Pero cada modelo está indicado para un tipo de necesidad, por lo que, si quieres acertar y llevarte a casa una jardinera exterior barata que sepa dar respuesta a cada una de tus exigencias, hay que tener en cuenta una serie de aspectos fundamentales.

El primero de ellos es conocer sus prestaciones. Y es que, a la hora de buscar jardineras de plástico grandes, de nada sierve que te fijes solo en la apariencia. Sus materiales, dimensiones o resistencia con aspectos esenciales.

En este sentido, unas jardineras blancas de exterior fabricadas en plástico serán una buena baza. Se trata de un material muy duradero, idóneo para resistir los riesgos climáticos a los que puedan quedar expuestas, como temperaturas extremas, exposición directa al sol o exceso de humedad.

Además, su color blanco va con cualquier tipo de decoración y con cualquier estilo. No en vano está considerado además como la tonalidad elegante por excelencia, por lo que siempre será una opción acertada.

Dentro de este tipo, las jardineras blancas rectangulares son la opción más común y la que nunca falla. Es así porque su diseño versátil permite que puedan colocarse en muchos tipos de espacios y, además, debido a que suelen tener una dimensiones grandes, podrás incluir varias plantas a la vez.

¿Y para tu balcón?: un macetero rectangular exterior.

Las macetas y jardineras de exterior no son la única opción con la que cuentas a la hora de decorar tu hogar, negocio, oficina… como hemos comentado, los maceteros son elementos imprescindibles para dar estilo a tus plantas y cuidarlas como se merecen.

De hecho, la función de los maceteros grandes de exterior es esencial: proteger a tus macetas.  Están diseñados para ser la parte que ve, y por ello, tienen una misión decorativa muy importante.

Pero, al igual que ocurre con las macetas y con las jardineras, su apariencia no es lo único que importa. Sus materiales y propiedades deben cumplir una serie de pautas que no debes dejar de lado si quieres que de verdad protejan a tus macetas.

Y son tantas las opciones existentes en el mercado, a la hora de comprar un macetero rectangular grande, que debes prestar una especial atención para acertar en tu elección. De hecho, encontrarás diseños en plástico, madera o cerámica, entre otros materiales, así como todo tipo de tamaños y medidas.

Lo esencial, que tengas clara cuál es su finalidad: qué tipo de maceta va a acoger, cuánto pesa y donde va a ir colocado. Esta última característica es importante no solo por las dimensiones del espacio, si no por las condiciones climáticas que el macetero tendrá que soportar. 

 

5 tips para comprar el mejor macetero exterior grande

Como acabamos ver, existe todo un abanico de posibilidades a la hora de decorar y proteger las plantas y macetas. Así, los tipos de macetero grande exterior pueden llegar a ser interminables.

Calma. Existe una serie de consejos esenciales para ayudarte en tu decisión. Toma buena nota de estos tips para comprar el mejor macetero exterior grande y saldrás ganando:

  • Tipo de planta: no todas son iguales ni tienen las mismas necesidades. Algunas precisan de más retención de humedad, mayor temperatura o un espacio más amplio, por lo que su maceta deberá estar diseñada para cada una en particular. Así, debes centrar tu búsqueda en aquellos maceteros de exterior más adecuados para las características determinadas de la maceta.

  • Dimensiones: analiza no solo la capacidad necesaria del macetero, sino también el espacio con el que cuentas para colocarlo. Intenta que no esté encajonado y que queden algunos centímetros libres alrededor de él.

  • Materiales: las opciones son muy variadas, así que no pongas límite a tu elección. Podrás elegir plástico, madera, cerámica, metal, etc. Todo depende de las condiciones climáticas que el macetero exterior tenga que soportar y del diseño que más se adapte a tu estilo.

  • Color y diseño: sal del blanco o negro. Existe todo un mundo de tonalidades infinitas que seguro que dan respuesta a tus gustos. Y lo mismo con el diseño. Son interminables las posibilidades que encontrarás ante ti. Solo tienes que elegir la que más se identifique contigo y con tus plantas.

 

  • Presupuesto: un aspecto fundamental, sobre todo para tu bolsillo. Determina cuánto dinero quieres o puedes gastar para comprar un macetero exterior grande y esto te ayudará a delimitar las opciones