¿Cuáles son los mejores modelos de barbacoa?

Cuando se acerca el verano y las temperaturas empiezan a subir, apetece disfrutar del tiempo de ocio al aire libre. Y qué mejor manera de hacerlo, que con una reunión familiar o de amigos, alrededor de una barbacoa, repleta de buena comida.

Si aún no tienes una y estás pensando en adquirirla o cambiar la actual, aquí te dejamos algunos consejos para que tu elección sea la más adecuada a tus necesidades.

Lo primero que debes pensar es dónde vas a colocarla, ya que eso determinará el tamaño. Este dependerá de si tienes un pequeño o un gran jardín donde ponerla, y de si la vas a mover de un lugar a otro, o siempre la vas a usar en el mismo espacio. Por otro lado, debes elegir el tipo de combustible, puesto que hay modelos de de carbón o de leña, de gas o eléctricas.

Y por último, deberás decidir si vas a comprar una barbacoa portátil o de obra, algo que dependerá del espacio del que dispongas y de si siempre la vas a usar en el mismo lugar.

Barbacoas según el tipo de combustible utilizado

Existen tres tipos diferentes: de carbón o leña, eléctricas o de gas. A continuación os explicamos las diferencias, ventajas o desventajas de cada una de ellas.

La mayoría admiten las dos opciones, pero asegúrate antes de comprarla, ya que hay modelos con las que sólo puedes usar carbón. Una de las mayores ventajas de este tipo, es que el sabor de la comida se impregna de las brasas, y resulta delicioso. Sobre todo si usamos leña de algún arbusto aromático, ya que la comida llevará un suave aroma a dicha planta.

El principal criterio a la hora de elegir qué barbacoa de carbón o leña comprar es el material del que está hecha. La parrilla más aconsejable es la de acero inoxidable, ya que es la más duradera y la más fácil de limpiar.

Otro aspecto a tener en cuenta es que se pueda regular la altura de la parrilla, así podremos variar la intensidad del calor que le llega a la comida.

Existen también barbacoas con o sin tapa. Las que llevan tapa, suelen incorporar un termómetro que regula la temperatura.

Estas barbacoas tienen muchas ventajas, entre las que destacan  que el sistema de cocción no provoca humos. Además la temperatura se puede regular, cosa que en la de carbón no sucede y el calor es homogéneo.  Sin embargo, vamos a necesitar también una bombona, lo que dificulta el transporte, si no la vas a usar siempre en el mismo sitio.

En el caso de la barbacoa de gas, la plancha más resistente es la de cromado duro, y deberemos fijarnos en el número de quemadores, ya que hay varias opciones, también es conveniente incluir una tapa, para cocción lenta.

Existen infinidad de modelos, pero si observamos los criterios anteriores no tendremos problemas en encontrar una buena relación calidad precio.

Son las más sencillas de utilizar, y la ventaja que tienen es que se pueden utilizar en cualquier lugar, incluso existen algunas muy pequeñas, que podemos usar dentro de casa. Además, son mucho más limpias que las anteriores.

A la hora de decidirnos por el modelo, si lo que queremos es una barbacoa eléctrica, deberemos fijarnos en la potencia.  La más adecuada es alrededor de 2000 vatios, ya que si es menor, el tiempo de cocción será demasiado largo.

Por lo general, estas barbacoas incluyen diferentes accesorios como termostato para regular la temperatura,  y una bandeja recoge grasa.

Como en los dos tipos anteriores, en este caso, también podemos optar por una barbacoa con tapa, para cocciones más lentas.

Las barbacoas eléctricas, tienen una distribución del calor más homogénea que las de carbón, y muy parecida a las de gas. Pero la desventaja, es que necesitamos tener un enchufe cerca para utilizarlas.

¿Barbacoa de obra o portátil?

Una vez que hemos decidido el tipo de combustible que vamos a utilizar en nuestra barbacoa, deberemos elegir si la vamos a comprar portátil o de obra.

Si contamos con espacio suficiente en nuestro jardín o patio, podremos decantarnos por una de obra, ya que son más duraderas, no es necesario guardarlas, durante las épocas de invierno, ya que aguantan las altas temperaturas y las inclemencias del tiempo, y son más personalizables.

Por otro lado, si queremos nuestra barbacoa para un espacio pequeño, deberemos optar por una portátil, ya que de esta manera, la podremos guardar cuando no la usemos y no nos ocupará espacio.

Además, una barbacoa portátil, en general, aunque dependerá del tamaño, la podremos meter en un coche y llevarla donde queramos.