-15%

Huerto urbano con invernadero 52 lts . Modelo. Espa planter high. Color pistacho

Availability:

5 disponibles


  • Huerto urbano de plastico
  • Con cubierta para proteger tus verduras del frio
  • Color pistacho

41,00 48,00 IVA incluido

5 disponibles

Envio Gratis

Desgraciadamente, las sociedades actuales y el estilo de vida de las ciudades en las que residimos y trabajamos, nos aleja cada vez más del contacto con la naturaleza.

Nuestra relación con la manera en la que se producen los alimentos que diariamente consumimos es inexistente, en la mayoría de los casos. Son pocos los habitantes de las grandes ciudades que han experimentado en alguna ocasión la maravillosa sensación de coger un tomate directamente de la mata y pegarle un bocado.

Sin embargo esto está cambiando, gracias a la, cada vez más extendida moda, de los huertos urbanos. El modelo Espa Planter High es una excepcional opción si estás pensando en sumarte a esta nueva ola que tantos beneficios lleva consigo.

Este huerto urbano está fabricado en polipropileno de alta calidad, por lo que su peso no es excesivo, y con unas medidas de 77 centímetros de largo, 38 de ancho y 82 de alto con las patas incluidas, es ideal para cualquier espacio, ya que no ocupa mucho y lo podemos utilizar incluso en la terraza de nuestro piso.

El huerto, incluye una tapa, que lo convierte en invernadero y nos permite proteger las verduras del frío en los meses de invierno, si es necesario.

Además, tiene un cuidado diseño y un llamativo color pistacho, que decorará tu terraza o jardín, a la vez que te ofrecerá un excelente servicio.

Nuestro huerto urbano se presenta con un kit desmontado, de muy rápido y fácil montaje, que podrás llevar a cabo en dos minutos, y que por otro lado, te permitirá desmontarlo y guardarlo en cualquier rincón de la casa si en algún momento decides dejar de usarlo, por una temporada. Aunque lo disfrutarás tanto, que dudamos que esto suceda.

Beneficios de utilizar un huerto urbano

Son numerosos los beneficios que podemos obtener de disfrutar de un huerto urbano en casa, aquí te explicamos algunos de ellos:

  • El primero y más obvio es que nos da la posibilidad de comer verduras frescas, cultivadas por nosotros mismos, de manera natural, es decir, sin utilizar productos químicos ni fertilizantes.
  • Nos ayuda a conocer los ciclos de las plantas, y de la tierra, y fomenta el respeto por el Medioambiente.
  • Enseña a tus hijos, o aprende tu mismo, cómo crecen las verduras, y qué cuidados requiere cada una de ellas, en cuanto a luz, agua, abonos, y demás necesidades.
  • Introduce un espacio verde entre tanto hormigón.
  • La satisfacción de comer algo que hemos ayudado a que crezca y que ha sido fruto de nuestro trabajo y de nuestra dedicación.
  • El sabor de las verduras o de las especias frescas y recién recolectadas es diferente al de las que adquirimos en un supermercado o tienda.
  • Mejora los hábitos alimenticios, ya que seguro que a partir de que las cultives tú mismo, consumirás más verduras, hortalizas y frutas.

Qué plantar en nuestro huerto urbano y cuándo hacerlo

Algunos de los cultivos que mejor se adaptan a este tipo de espacios y qué podemos conseguir fácilmente que prosperen son el rábano, la cebolla, la berenjena, el pepino, el tomate, las espinacas, los ajos, la fresa, la lechuga o la zanahoria. Aquí te dejamos las temporadas y las condiciones en las que debes plantar en tu huerto urbano algunos de ellos:

  • Rábano: hay que tener cuidado con el agua, ya que se pueden estropear tanto por exceso como por defecto. Necesita 1 litro de sustrato, pero no es necesario que sea especial. Se puede sembrar de febrero a noviembre y la cosecha se puede realizar durante todo el año.
  • Tomate: necesita riego frecuente y regular. Mejor usar riego por goteo, si es posible. Necesita un abonado rico en compost y unos 20 l de volumen. Se puede sembrar de enero a mayo, trasplantar de abril a junio y recolectar en agosto, septiembre y octubre.
  • Fresa: necesitamos una tierra fresca, con humedad, pero no excesiva agua, aunque tampoco puede pasar periodos secos. Conviene un sustrato con compost que se debe añadir en cada ciclo y se necesitan unos 15 centímetros de profundidad. Se puede sembrar de febrero a noviembre y recoger durante todo el año.
  • Ajo: no necesita mucha agua, ni demasiados nutrientes. Se puede sembrar en enero y febrero y en noviembre y diciembre, y recolectar de febrero a agosto.
  • Berenjena: necesita mucha agua y regularmente abono, con un sustrato de 30 litros de volumen. Se siembra de enero a mayo, sólo se puede trasplantar en abril, mayo y junio, y se puede realizar la recogida de julio a noviembre.
  • Cebolla: No necesita mucha agua, pero sí de manera regular, y no requiere muchos cuidados en cuanto a nutrientes. Se necesitan 3 litros de volumen de sustrato. Se puede sembrar de enero a marzo y de agosto a noviembre, los trasplantes se hacen de febrero a abril y en septiembre y octubre, y la recolección en diciembre, enero y febrero y de mayo a julio.
SKU: ZA008 Categoría:
Peso 3.5 kg